UN VISTAZO A MI CIUDAD CON OJOS DE TURISTA (III): DÓNDE TOMAR EN VALENCIA UN CAFÉ CON ENCANTO

Ya os he hablado de mi gusto por el café. Uno de mis momentos favoritos es tomarme un café en un sitio particular.

Cuando encuentro algún lugar especial que me hace sentirme bien lo guardo como oro en paño y, cuando estoy muy triste, o muy contenta, o preocupada o necesito pensar, me tomo un café en una de esas cafeterías que tanto me gustan. Hoy voy a compartir con vosotros algunos de esos lugares. ¡Que conste que ésto no se lo enseño a cualquiera!

Son cafeterías que se encuentran en edificios peculiares, en bonitos jardines o con vistas espectaculares, que hacen que el gusto de tomar un café se multiplique por cien.

1.-La Nau.-  Antigua Universidad.- Calle de la Nau

En uno de los Barrios más nobles de Valencia, entre la comercial calle Colón y la pintoresca calle de La Paz se encuentra el edificio de la Antigua Universidad de Valencia.

Un edificio precioso, representante de la arquitectura neoclásica valenciana y con un claustro presidido por la estatua de Luis Vives que invita al estudio.

En un patio interior se encuentra la cafetería La Nau. Un rinconcito recoleto, tranquilo y rodeado de esos muros que rezuman saber. Se puede entrar por dentro de la Universidad o por la Plaza del Patriarca, una plaza muy bonita donde se encuentra la Iglesia del Patriarca con su cocodrilo disecado. Si estas por esta zona de Valencia no dejes de entrar en esta  Iglesia y preguntar por su leyenda.

Cafetería en el interior del claustro

Si echas una ojeada a tu alrededor mientras te estás tomando un café puedes ver la puerta de la Capilla de la Sapiencia, que en su dintel tiene la frase “Omnis sapientia a Domino Deo est” que se puede traducir como “Toda sabiduría proviene de Dios”. La frase está sacada del Libro del Eclesiastés 1,1.

¿Dónde encontrarás mejor inspiración cuando quieres recapacitar sobre alguna idea, problema, o duda que te ronda por la cabeza que en el interior de un “Templo del Saber”?

2.- Espai Seda.- Museo de la Seda.- Calle del Hospital,7

Este restaurante/cafetería ha abierto hace poco. Exactamente desde el momento en que se abrió al público el Museo de la Seda en la Calle del Hospital. Y tiene el atractivo de que puedes comer dentro de un Museo, en uno de los edificios más destacados de la cultura valenciana.

Este Museo, ubicado en el Colegio del Arte Mayor de la Seda, se encuentra en el barrio de Velluters, que son los artesanos de la seda.Es un edificio de planta gótica del s. XV, y forma parte de la Ruta de la Seda que tuvo su mayor esplendor en Valencia a finales del s. XVIII, llegando a haber en este barrio cerca de 5.000 telares en activo. Está declarada como la sede gremial más antigua de Europa.

También se puede entrar al restaurante del Museo por una calle lateral

Al restaurante, donde hacen desayunos, almuerzos, comidas y meriendas, también se puede acceder por una calle adyacente sin necesidad de entrar al Museo.

Así que ya sabes, si quieres juntar visita cultural con disfrute gastronómico aquí lo tienes todo en un mismo edificio.

3.- Gastro Market.- Mercado de Colon.– C/ Jorge Juan,19

Desde principios del siglo XX hasta finales de este siglo el Mercado de Colón fue un mercado de barrio que abastecía a la creciente población de esta zona del Ensanche de Valencia. Era un edificio de estilo modernista que se inauguró en la Nochebuena del año 1916. Tiene dos entradas, una enfrente de la otra, ambas realizadas con trencadis, relieves y mosaicos. Sigue siendo en la actualidad uno de los edificios más bonitos de Valencia.

Mercado de Colón, en pleno centro comercial de Valencia

Cuando a finales del s. XX el mercado fue decayendo se decidió convertirlo en un espacio de ocio y se rehabilitó, inaugurándose en 2003. Mi impresión es que se ha conseguido crear un ambiente moderno y cómodo dentro de un edificio clásico, que recuerda un poco a la obra de Gaudí ya que su arquitecto, Francisco Mora, fue discípulo de éste.

Sentarte en uno de los cómodos sillones de cualquiera de sus múltiples cafeterías, recibiendo los rayos de sol, consigue que tomarte un café, o mejor aún una horchata, en este lugar sea una delicia.

En el Mercado de Colón hay una gran variedad de cafeterías

En el piso inferior ya no hay cafeterías sino varios restaurantes y, como reminiscencia del mercado que fue, también hay varios puestos de productos gourmet: una pescadería, un puesto de carnes y uno de frutas y verduras, que abastecen a los restaurantes de esta misma planta.

Aunque no tengas pensado quedarte a comer baja al piso inferior y date un paseo porque es un gustazo para la vista el observar todos esos productos frescos.

Piso inferior del Mercado de Colón

4.-Edificio Veles e Vents.- Marina Real Juan Carlos I

Ya comenté en el post sobre edificios modernos de Valencia mi debilidad por este edificio, el Veles e Vents, que me parece de los más bonitos tanto por su diseño como por el lugar donde está ubicado, cara al mar.

Pues en los bajos de dicho edificio hay una cafetería donde poder aliviarte la sed que puedes tener después de haber dado un paseo por la Marina Real.

Cafetería en los bajos del Veles e Vents

Un café tomado en buena compañía, en este bonito edificio, una mañana soleada de domingo observando el paso de los barcos y el vuelo de las gaviotas creo que es un buen plan. ¿No te parece?

Vistas desde el edificio de Veles e Vents

5.- Jardines del Palau.- Jardín del Turia junto al Palau de la Música.-

Todos los que vivimos en Valencia sabemos que prácticamente todos los días del año, sea verano o invierno, podemos darnos el gusto de tomar un café en una terraza al aire libre. Y éste es un sitio perfecto para poder hacerlo, después de haber dado un agradable paseo por los Jardines del Turia, ese parque urbano de más de 7 Km. que va atravesando Valencia siguiendo el antiguo cauce del río Turia.

Pues justo en la zona donde está el Palau de la Mùsica, que es una de las zonas que más me gustan de este original jardín, se encuentra, escondido entre los pinos, este restaurante:  Jardines del Palau.

Es una gozada poder hacer una parada en tu paseo y tomar algo en su terraza, a la sombra de los árboles y tan aislada del ruido del tráfico que no te da la sensación de que estás en una de las zonas más bulliciosas de la ciudad, el Paseo de la Alameda.

6.- Central Bar.- Mercado Central. Plaza del Mercado

No se puede venir a Valencia y no ir al Mercado Central. Hace unos años solo entraban los vecinos del barrio o de las poblaciones cercanas que tenían costumbre de ir diariamente a comprar a este mercado tan colorista.

Mercado Central de Valencia

Te puedo asegurar que un paseo por el Mercado Central, con su estructura de hierro forjado y cerámica, su cúpula con vidrieras, y las más de 300 paradas con multitud de productos, es un estímulo para los cinco sentidos. ¡Ten en cuenta que está considerado como uno de los mercados de productos frescos más grandes de Europa!

En la actualidad ya no son solo los vecinos, sino una multitud de turistas, los que pasan por aquí, antes o después de visitar el edificio de la Lonja en la acera de enfrente o la Iglesia de los Santos Juanes en la misma acera. Es por ello que este Mercado, inaugurado por el rey Alfonso XIII en 1928, ha tenido que ir modernizándose y una de las mejores cosas que tiene ahora es la barra del Central Bar.

La barra del Central Bar

Este es un lugar para tomar tapas, con la dedicación del reconocido chef  Ricard Camarena. En esta barra, inaugurada en 2012, puedes desayunar, almorzar o comer las  tapas o bocadillos que se elaboran con los productos frescos del propio mercado. Tiene una carta sencilla pero de calidad y suele estar siempre a rebosar, tanto por locales como por turistas.

La barra del Central Bar en el Mercado Central

7.- Convent Carmen.- Antiguo convento de Santa Ana. Plaza Portal Nou ,6

Y una última recomendación que ha abierto hace muy poco, en septiembre del pasado año. A la orilla del río, en el barrio del Carmen, frente al Puente de San José, se encuentra un antiguo convento hoy reconvertido en zona de ocio. Un espacio gastronómico y cultural al mas puro estilo de las grandes capitales europeas.

Interior del Convent Carmen

Y en el Jardín del Convento se han instalado 5 contenedores, que recuerdan a los food-trucks, cada uno con una especialidad: en uno hacen pollos asados, en otro sirven  platos más elaborados y contundentes como los canelones, las albóndigas o los callos con garbanzos, otro está especializado en croquetas, otro en todo el tema de bebidas, gin tónics, etc…

…Y uno especializado en meriendas por si quieres  tomar un café acompañado de alguna de las tartas de las variadas opciones que tienen y que así las definen:” cheesecake con mermelada de frutos rojos; una muy americana y casi pecaminosa tarta de Oreo; carrot cake de manual, tarta de merengue y limón para los más clásicos…”

El Jardín del Convento , perfecto para tomar un café tranquilamente

Pero yo te recomendaría que te tomases un  zumo recién exprimido y 100% natural que hacen según el calendario de frutas y verduras. En invierno hacen un cítrico zumo de naranja y zanahoria buenísimo o si prefieres algo más exótico pide el zumo de piña y coco y si lo quieres  más colorido tómate el zumo de frutos rojos del bosque.

Ya ves que puedes merendar en un espacio muy agradable entre árboles y resguardado por los altos muros del antiguo convento.

Terraza del Convent Carmen con los foods- trucks

…Y si eres más de salado haz una merienda-cena y no dejes de probar las croquetas, de jamón, de cocido y de bacalao. Te pides lo que quieres en las distintas barras y te lo llevas a tu mesa para saborearlo disfrutando del ambiente. Un lugar mágico.

Bueno, pues ya sea en solitario para pensar y reflexionar o con amigos para poneros al día, aquí te dejo siete lugares donde tomarte un café tiene un plus añadido, la peculiaridad y el encanto del lugar.

Ya me dirás si te gustan . ¡Que tengas un buen café!

Deja un comentario