RECETAS VIAJERAS

No. Aún no tengo el cuerpo para hablar de viajes. Por eso he pensado que otra forma de viajar podría ser haciendo en casa comidas de las diferentes partes del mundo y buscando cómo es el lugar de donde vienen esas comidas. Así que en el post de hoy vamos a viajar con el estómago.

No os creáis que soy una cocinera experimentada, ni siquiera ha sido algo que me haya gustado mucho hacer, pero en estos últimos tiempos, y no solo desde que estamos encerrados en casa, sino desde hace unos cuantos años, descubrí que era una actividad que me relajaba y que me gustaba hacer cuando tenía tiempo.

El único problema es que me aburre repetir platos, más bien lo que me motiva es probar cosas nuevas, innovar, cambiar algún ingrediente… por lo que hay veces en que me es difícil volver a hacer ese plato que nos gustó tanto. ¡Es lo que hay!

Pero en estos días de parón obligado me parece que he descubierto porqué me relaja cocinar. Creo que es porque la cocina tiene su ritmo, y éste es lento, y ese ritmo lento te hace a ti también quitar el pie del acelerador de la vida y seguir de una manera más calmada.

No puedes decirle a una masa que leve más rápido, si necesita una hora tienes que esperar una hora, y si un guiso tiene que hervir 20 minutos, lo tienes que dejar 20 minutos si quieres que la receta te salga bien. Ese es su ritmo y si a cada cosa le damos su tiempo todo irá mejor. Es algo que estos días hemos tenido que aprender de golpe.

Bueno, el caso es que he pensado que podía compartir alguna de estas recetas con vosotros, por si os entra el gusanillo de cocinar…

Que conste que todas las recetas que os vaya dando en esta nueva sección de Recetas Viajeras las he cocinado yo antes, por lo que son recetas que seguro que, si seguís los pasos, os van a salir bien.

La gastronomía tiene mucho que ver con la cultura del país, con su historia, con  el lugar concreto en el que se encuentra esa ciudad, o esa región, su geografía, lo que se cultiva en los alrededores… y eso es lo que también me gustaría contaros. Lo que hay detrás de cada receta.

Ya veis. Viajes y recetas unidas por obra y gracia del coronavirus.

Pero, si con ésto puedo mantener en pie vuestras ganas de viajar, sin moveros de casa, ya me doy por satisfecha. Y ¡quién dice que no descubrís un nuevo hobby!

Así que atentos y atentas que en unos días recibiréis la primera entrega de estas Recetas Viajeras, donde conocereis tres platos de tres regiones europeas poco conocidas.

Y ahora … a cocinar!!!

 

Un comentario en “RECETAS VIAJERAS

Deja un comentario