RECETAS VIAJERAS: Regala galletas por Navidad

Este post de Recetas Viajeras iba a llamarse Galletas de aquí y de allá, porque eso es lo que era. Distintos tipos de galletas que se hacen en distintos lugares del mundo. Pero viendo las fechas que son y lo atípicas que se presentan las Navidades este año, he pensado en darte una idea que a mí me ha servido en muchas ocasiones: regala algo hecho por tí mismo. Y en esta ocasión pues regala galletas.

En las ocasiones en las que yo lo he hecho, sea mermelada, turrones, rollitos o galletas siempre es un regalo aceptado con cariño y muy agradecido. ¿Te animas este año a regalar galletas? Pues allá vamos con distintas variedades para que tengas donde elegir.

GALLETAS DE AVENA CON NARANJA Y CHOCOLATE.- Escocia

Las galletas de avena son típicas de Escocia. Y todo lo que os puedo contar de Escocia, que es un lugar que me encanta, lo podéis leer en estos dos posts: Eligiendo por un vuelo directo: La isla de Skye y La Escocia escondida: Kinlochleven e Inchmahome

Pero, aunque las galletas de avena típicas de Escocia están hechas con mantequilla, yo me he tomado la licencia de cambiar la mantequilla por aceite y añadirle naranja, así que, atrévete y prueba mi receta.

Un buen cafe y una galleta de avena y chocolate hacen una buena merienda

1.- En un bol ponemos 200gr. de copos de avena, 100gr. de harina integral,100 gr. de azúcar moreno, una pizca de sal y una cucharadita de levadura Royal.

2.- Cuando está todo bien mezclado se hace un hueco en el centro y se echa 1 huevo, dos cucharadas de miel, 100 ml. de aceite de oliva y el zumo de una naranja que no sea muy grande. Se va mezclando todo poco a poco hasta conseguir una masa que puedas manejar con facilidad. Cuando está todo bien mezclado añades 100gr. de pepitas de chocolate.

3.- Dejas reposar la masa una media hora y mientras tanto precalientas el horno a 200 grados.

4.- Con las manos mojadas, para que no se te pegue la masa, vas haciendo bolitas y poniéndolas en una bandeja de horno cubierta de papel para hornear. Las aplastas un poco con la mano para que queden más crujientes.

5.-. Las metes unos 12 minutos en el horno a 180 grados. Cuando las sacas aun están un poco blandas, pero las dejas que se enfríen en una rejilla y quedarán perfectas, crujientes por fuera y blanditas por dentro.

Galletas de avena

GALLETAS DE PUEBLO.- De cualquier pueblo pequeñito

Cuando cocino estas sencillas galletas, con ingredientes simples y tan fáciles de hacer, su olor me traslada a los veranos de mi niñez, cuando pasaba por delante del horno del pequeño pueblo turolense donde nació mi abuela.

Y ahora, también me recuerda a cuando pasamos por el horno de cualquier pueblo donde aun se hacen las especialidades típicas como antaño.

Galletas de pueblo, con olor y sabor a horno de antaño

1.- Poner en un bol un huevo grande con 65 gr. de azúcar y batir con unas varillas hasta que empiece a espesar. Si quieres aromatizar un poco las galletas puedes poner primero el azúcar con la ralladura de la piel de un limón y frotar con las manos para liberar los aromas del limón y después añadir el huevo y batir.

2.-Añadimos 70 ml. de aceite de oliva virgen y seguimos mezclando.

3.- Añadimos a la mezcla 50 gr. de harina integral, 150 gr. de harina de repostería y un sobre doble de gasificante de repostería(uno blanco y uno azul) y lo amasamos todo hasta que nos quede una masa ligeramente pegajosa.

4.- Para trabajar mejor la masa la podemos dejar en la nevera unos 30 minutos.

5.-Vas cogiendo porciones del tamaño de una nuez y vas haciendo bolitas y colocándolas en la bandeja de horno, previamente cubierta por papel de hornear. Una vez distribuidas por la bandeja las aplastas ligeramente con un tenedor humedecido.

6.- Hornear durante 12-15 minutos hasta que estén doradas. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

Os aseguro que, si sois de mi edad, al dar un bocadito, volverás a ser la niña o el niño que fuiste, corriendo por las calles empedradas de un pueblo y con  las rodillas peladas y rojas de mercromina. ¿Te acuerdas?

GALLETAS DE MASCARPONE Y VAINILLA.- Lombardía ( Norte de Italia)

Y después de la sencillez de las galletas de pueblo, aquí tenemos la sofisticación de las galletas de mascarpone y vainilla, por si queréis ponerle un punto más original a vuestro regalo.

El queso mascarpone, muy utilizado en repostería, es típico de la provincia de Lombardía, al Norte de Italia, concretamente del pueblo de Lodi.

Y , ¿sabías que, aunque legalmente es un queso, técnicamente no lo es ya que no se produce a partir del cuajo animal?, por esto tiene la ventaja de que se puede utilizar en las dietas vegetarianas.

Galletas de mascarpone y vainilla

Y dicho esto aquí vamos con la receta.

1.- En un bol ponemos 250gr. de queso mascarpone a temperatura ambiente, junto con 125gr. de azúcar y dos yemas de huevo, una cucharadita de extracto de vainilla y ralladura de limón al gusto. Mezclamos con una espátula.

2.- Añadimos 250 gr. de harina de repostería y 8gr. de levadura Royal. Lo mezclamos todo y nos quedará una masa blanda.

3.- Vamos precalentando el horno a 180 grados centígrados. Con dos cucharitas vamos poniendo bolitas del tamaño de una nuez en la bandeja del horno y las horneamos unos 20 minutos o hasta que las veamos doradas.

4.- Las dejamos enfriar en una rejilla

Estas galletas son gruesas y blandas por lo que no hay que tardar muchos días en comérselas porque pierden su textura.

ACEITADAS ZAMORANAS.- Zamora

Esta es otra receta tradicional pero bastante original y sabrosa. No son propiamente una galleta sino más bien un tipo de pasta que se hace en Zamora para Semana Santa, pero aguantan muy bien varios días y tienen un sabor espectacular por lo que son perfectas para regalarlas y quedar como un auténtico Rey Mago.

Tanto Zamora como su provincia es uno de los rincones más desconocidos de nuestro país y, sin embargo, su capital  está en un lugar privilegiado, rodeada por el río Duero, con unas murallas y portales muy bien conservados y con una catedral que tiene una cúpula bizantina bonita y original. Y cerca de la Catedral está el mirador del Troncoso desde donde poder ver el río Duero y sus puentes.

También la provincia de Zamora es una autentica desconocida, aunque tiene  pueblos preciosos como Puebla de Sanabria y el Parque Natural del Lago de Sanabria, por el que se puede hacer un crucero ambiental, además de poder caminar por alguna de las rutas que están señalizadas. También se puede visitar el pueblo de Toro con su Colegiata y sus bodegas históricas.

Aceitadas zamoranas

Un buen destino para conocer los rincones de nuestro país que aun no conocemos. Pero vamos con la receta de las aceitadas zamoranas:

1.- Ponemos en un bol 250gr. de harina mezclada con 1/2 cucharadita de canela.

2.- Añadimos 110 gr. de azúcar y 110 gr. de aceite de oliva virgen. Removemos con una cuchara de madera hasta que esté todo integrado.

3.- A continuación añadimos un huevo batido, dejando un poco para pincelar las aceitadas antes de meterlas en el horno. Echamos 30 gr. de anís seco y mezclamos de nuevo, amasando con las manos hasta tener una masa homogénea.

4.-Dejamos que repose 30 minutos tapada con film transparente. Esto se hace para que baje el gluten y todos los ingredientes se mezclen bien.

5.- Formamos bolitas y las vamos poniendo en la bandeja de hornear, aplastándolas ligeramente pero dejándolas gorditas. Con un cuchillo bien afilado y un poco humedecido hacemos una pequeña cruz en la superficie y pincelamos con el huevo batido que habíamos reservado.

6.- Las metemos en el horno precalentado a 170 grados centígrados, con calor arriba y abajo, durante unos 20 minutos o hasta que veas que empiezan a dorarse.

7.-Las dejamos reposar unos minutos en la bandeja fuera del horno y las pasamos a una rejilla hasta que se enfríen por completo.

Pues ya has visto, cocinando estos cuatro tipos de galletas hemos paseado por Escocia, nos hemos trasladado al Norte de Italia, hemos descubierto Zamora y hemos paseado por las calles de cualquier pueblo de los que todavía huelen a pan y pastas de verdad, de las de antes.

Unas galletas hechas por ti y una caja bonita será el regalo perfecto estas Navidades

Y además, tienes una muy buena idea para hacer un regalo casero navideño que seguro asombrará a quien se lo regales. Ya me contarás.

Deja un comentario