ELIGIENDO POR UNA RESIDENCIA REAL: LOS REALES ALCAZARES DE SEVILLA

En esta ocasión ponemos rumbo al sur, hacia Sevilla, y aunque el mes sevillano por excelencia es Abril con la Semana Santa y la Feria de Abril, desde luego que no hace falta que sea Abril para visitar Sevilla.

Por poco que busques encontrarás un montón de información sobre esta típica y tópica ciudad andaluza. Te hablarán de la Torre del Oro, de la Maestranza, del barrio de Triana, de la Plaza de España, de la Catedral, de la Giralda, pero yo quiero decirte que, si tienes ocasión, no dejes de visitar un lugar que, aunque no sea tan conocido, seguro que te asombrará y te evocará los orígenes de esta ciudad, cuando Andalucía aun era conocida como Al-Andalus.

Plaza de España de Sevilla

Te estoy hablando de Los Reales Alcázares y hoy vamos a dar un paseo por este hermoso recinto con varios palacios de distintos estilos, construidos en distintas épocas, y con inmensos jardines que nos evocarán califas, odaliscas, maharajás con sus cortes o princesas esperando a sus príncipes.
O bien, y si eres seguidor de Juego de Tronos, podrás reconocer algunos escenarios, ya que aquí se han rodado diversas escenas de esta famosa serie.

Visitar todo el conjunto nos llevará varias horas pero yo te voy a decir lo que creo que es imprescindible de ver.

El Palacio Mudéjar

Entrando por la Puerta del León y cruzando el Patio de la Montería, nos encontramos con el Palacio Mudéjar  de Pedro I, que es una verdadera joya que no puedes dejar de visitar. En su interior podrás ver el Salón de los Pasos Perdidos, la Sala de los Infantes o la Alcoba Real.

Palacio Mudéjar

El Cuarto Real Alto

Es la zona más exclusiva, la más privada de los Reales Alcázares, donde han dormido los Reyes Católicos, Isabel II, Felipe V… Aquí, además de las habitaciones, veras el Oratorio de los Reyes Católicos, el Comedor de Gala o la Sala de las Audiencias y podrás contemplar los jardines desde un bonito mirador.

Los jardines

Por supuesto tienes que guardarte un buen rato para pasear por los jardines. Jardines cultivados desde hace más de mil años y en el que te encontrarás fuentes, lagos, esculturas, estanques, todo ello conviviendo en perfecta armonía y repletos de leyendas, que podrás escuchar con la audio-guía que te dan en la entrada.

Jardines de los Reales Alcázares

Los Patios

Pasarás por varios patios para ir de un lugar a otro pero debes fijarte, sobre todo, en el Patio de las Doncellas y en el Patio de las Muñecas. En el primero fíjate en sus bonitos zócalos de azulejos y en el segundo levanta la vista y verás  sus curiosos capiteles.

El Patio de las Doncellas es el más importante del conjunto. Está rodeado de arcos característicos de la dinastía almohade y, además de admirar su bonito zócalo de azulejos, debes buscar una concha (símbolo de fertilidad y vida) y la mano de Fátima (símbolo de protección).

El segundo patio más importante es el Patio de las Muñecas, donde debes fijarte en sus curiosos capiteles, que por cierto no son cabezas de muñecas sino de bebes.

El Patio de las Doncellas

Los baños de Doña María de Padilla

Y por si los Reales Alcázares no tenían suficientes lugares con curiosas historias, en el subsuelo hay una cripta abovedada donde se encuentran los Baños de Doña María de Padilla. Es una zona subterránea, con un aljibe que se encuentra justo debajo del Patio del Crucero, uno de los muchos y preciosos patios que tiene el conjunto.

A los Baños de Doña María se accede por una bóveda recubierta de azulejos. Son de origen almohade y se cuenta que es donde tomaba los baños la amante del Rey Pedro I, Doña María de Padilla.

Los Baños de Doña María
Entrada a los Baños de Doña María

Cuenta la leyenda que se acercaba desnuda hasta estos aposentos para bañarse en ellos. No se si será leyenda o este lugar fue simplemente un aljibe, pero la imagen de la amante del Rey bañándose desnuda en este lugar ha hecho volar la imaginación de los guionistas de Juego de Tronos, que han utilizado este mágico lugar en alguno de los capítulos de la famosa serie.

Por cierto, a la muerte de María de Padilla, su amante el rey Pedro I hizo anular sus dos matrimonios anteriores y nombró única esposa y reina a Doña María y legítimos sucesores a sus hijos. Pero lo bonito es imaginarla nadando en estos baños subterráneos.

Un consejo: No se pueden visitar joyas arquitectónicas como ésta sin conocer algo de su historia para poder disfrutar mejor de lo que estamos viendo, así que os cuento un poco.
El Real Alcázar se empezó a construir en el año 913 por el primer califa andalusí. Después  de la Reconquista de Sevilla por Fernando III en el s. XIII se añadieron más palacios de los que solo quedan algunos restos, hasta que Alfonso X construye el Palacio Gótico y Pedro I en el s. XIV el Palacio Mudéjar

Cualquier rincón os encantará y asombrará

Si no tienes mucho tiempo yo te aconsejo que visites el Palacio Mudéjar, que es el que más me gustó a mí, y te guardes un rato para pasear tranquilamente por los jardines.

Rincones tranquilos en los jardines de los Reales Alcázares

Lo mismo que os aconsejé en el post sobre Granada y La Alhambra, o en el de Córdoba y su Mezquita- Catedral, te vendrá muy bien sacar las entradas online, porque se suelen formar largas colas. En esta página están todos los tipos de entrada que hay, los horarios y toda la información necesaria para poder disfrutar lo máximo posible de la visita.

Porque para poder visitar estos Reales Alcázares hay varios tipos de entradas: está la entrada general y la entrada, un poco más cara, que te permite visitar también el Cuarto Real Alto.

Y si tienes la posibilidad de ir un lunes la entrada es gratuita y también la puedes sacar online en una franja horaria, teniendo asegurada la entrada y pagando solo un euro de los gastos de gestión. Una estupenda oportunidad.
Y si vives en Sevilla o has nacido aquí la entrada al Real Alcázar es siempre gratis.

Me parece una iniciativa estupenda que deberían copiar otras ciudades españolas, ya que siendo gratis la visita a los monumentos de tu ciudad, ya no tienes excusa para no conocer el Patrimonio arquitectónico del lugar donde vives.

Lo que es seguro es que saldréis encantados de haber visitado esta Residencia Real que, según se dice en su página web, es el Palacio Real en uso más antiguo de Europa. ¡Ya me contaréis!

Visitando los Reales Alcázares de Sevilla

 

 

Deja un comentario