POR EL MAESTRAZGO TUROLENSE: PUERTOMINGALVO

Ya he hablado en varias ocasiones de la comarca del Maestrazgo. Se encuentra entre las provincias de Castellón y Teruel, perteneciendo unos pueblos a la Comunidad Valenciana y otros a Aragón. Pero lo que tienen en común todos estos pueblos es su autenticidad, su sabor a pueblo. 

Son pueblos pequeñitos, a los que se accede por serpenteantes carreteras y lejos de grandes urbes. Visitarlos te incita a reconciliarte con el silencio, con el aire puro y con los sonidos de la naturaleza. 

Cuando queremos desconectar de nuestra rutina diaria en la gran ciudad nos gusta desplazarnos a conocer alguno de estos pueblos del Maestrazgo o de su vecina comarca de la Sierra de Gúdar.

Paisajes del Maestrazgo Turolense

Y en esta ocasión os quiero hablar de Puertomingalvo. Este pueblo se encuentra en la Red de Pueblos más Bonitos de España, y aunque menos conocido que otros pueblos que también están en esa red, como Albarracín, Rubielos de Mora, Valderrobres o Cantavieja, es tan visitable como todos éstos.

Es curioso que provincias como Teruel o Castellón, bastante olvidadas turísticamente,  tengan muchos pueblos considerados de los más bonitos de España.

Puertomingalvo, que pertenece a Teruel, está a la misma distancia de esta ciudad que de Castellón. Se tarda en llegar una hora y media desde ambas capitales de provincia.

Y si quieres ir desde Valencia se tarda unas dos horas. Debes tomar la autovía que va a Teruel y coger el desvío a Rubielos de Mora, un pueblo que también deberíais visitar, y una vez pasado Linares de Mora se coge ya el desvío hacia Puertomingalvo. 

La carretera, aunque con curvas, es tranquila, con altos pinos a ambos lados y con vegetación de alta montaña, o con zonas nevadas en algunos trozos del camino, si vas en invierno. 

Carreteras tranquilas y solitarias atraviesan la comarca del Maestrazgo

Y cuando ya crees que te has perdido y hace rato que no ves ni un alma, ni un coche, ni una casa, aparece Puertomingalvo. Y es que los pueblos más cercanos son, por la parte de Teruel, Linares de Mora a 20 km. y Mosqueruela, a unos 15 km. Y por la parte de Castellón, Villahermosa del Río a 13 km. y Vistabella del Maestrazgo a 28km. 

Un buen plan es hacer una ruta visitando todos esos pueblos. Para alojarte hay lugares bastante singulares. Te puedes hospedar en el Mas de Cebrián, una antigua masía rehabilitada con una decoración rustica-moderna ubicada en la carretera que va de Mosqueruela a Puertomingalvo o en el Hotel-Hospedería Palacio de Allepuz, un autentico Palacio del s. XVI rehabilitado y situado en lo alto del pequeño pueblo de Allepuz.

 Y si tienes más días también puedes hacer la ruta que ya hicimos nosotros hace unos años hospedándonos en la Hospederia Palacio de La Iglesuela del Cid y visitando otros pueblos, que también nos gustaron mucho, como Cantavieja y Mirambel.

Pero volvamos a Puertomingalvo y conozcamos un poco más este pueblo tan apartado como fascinante.

Aparte de callejear y observar las bonitas casas de piedra y las curiosas aldabas que hay en algunas de ellas, nos gustó mucho la visita al Centro de Interpretación, dedicado a los Castillos y que se encuentra junto a la Oficina de Información y Turismo, en los bajos del Ayuntamiento que es uno de los edificios góticos más bonitos de la provincia de Teruel.

Ayuntamiento de Puertomingalvo

Allí hay unos paneles informativos de los distintos tipos de Castillos que hay por la zona y una maqueta del Castillo de Puertomingalvo que también puedes visitar.

Este Castillo es una fortaleza pequeñita situada sobre un saliente rocoso en lo alto del pueblo y puedes contratar una visita guiada por 1€ en la Oficina de Turismo. 

En Puertomingalvo todavía se encuentran dos Portales de cuando el pueblo estaba rodeado por una muralla defensiva. Son el Portalico y el Portal Alto, junto al que se encuentra el edificio del Antiguo Hospital, que era el lugar donde antiguamente se recibía a los peregrinos y a los caminantes.

Portal de la muralla en Puertomingalvo
Curiosas aldabas en las puertas

 

Mientras paseas por el pueblo puedes disfrutar de la vista de imponentes casonas de piedra, casas palaciegas sobrias y elegantes con aleros de madera y escudos nobiliarios tallados en piedra, como Casa Llorens, que contrastan con sencillas puertas con tiradores faliformes, bastantes típicos por estos lares y que podrían tener que ver con ritos sobre la fecundidad de antiguas civilizaciones. 

Porque aunque Puertomingalvo es una villa medieval ya existía en época de los iberos, y por aquí han pasado romanos y árabes, hasta que, para mantener el dominio cristiano, se construyó el Castillo y la muralla para proteger a sus nuevos habitantes.

 

Casonas palaciegas con escudos nobiliarios

Y al final de la visita, si quieres tener una buena panorámica de todo el pueblo con el Castillo en lo alto, tienes que acercarte a la Ermita de Santa Barbara.

Este ermita, situada en las afueras del pueblo, es punto de partida de numerosas rutas y senderos. Porque la comarca del Maestrazgo es el lugar perfecto para hacer senderismo o rutas con bicicleta de montaña.

Mirador de la Ermita de Santa Bárbara

Hay diseñada una red de senderos señalizados mediante pintura, estacas y postes. Hay senderos locales, señalizados en verde, sencillos de hacer, hay senderos de Pequeño Recorrido (PR), señalizados en amarillo y que suelen ser circulares, o, si ya vas bien entrenado, puedes hacer algún tramo del sendero señalizado en rojo, que son los de Gran Recorrido (GR) y que te pueden llevar más de una jornada de viaje. 

Y, por fin, no puedes irte de Puertomingalvo sin conocer la curiosa historia de su central eléctrica, actualmente cerrada. Yo te la cuento. En el siglo XIX y principios del XX las aguas del río Linares, a su paso por Puertomingalvo servían para mover molinos y batanes para las fabricas de mantas y tejidos que existían por esta zona, pero fue en 1904 cuando se utilizó la fuerza de las aguas del río para crear una central eléctrica y dar luz a poblaciones costeras cono Benicarló.

Lo más impresionante fue como tuvo que llegar la maquinaria para esta central eléctrica. Llego desde Austria en tren hasta Mora de Rubielos y de allí en carros hasta el rio, teniendo que construir una pista para poder trasportar esas piezas tan voluminosas.

Me encanta aprender historia viajando por estos pueblos que, aunque  parecen aislados y solitarios, también tienen mucho que contar, aunque alguno de ellos, como Miravete de la Sierra es conocido como el pueblo en el que nunca pasa nada. Te aseguro que no es cierto. Date una vuelta por los pueblos de esta comarca y ya me dirás.

Pronto sacaré una guía completa del Maestrazgo para que puedas recorrer esta zona sin dejarte nada por ver.

Puertomingalvo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario