LIBROS VIAJEROS: Recorre el mundo de la mano de una saga familiar.

En esta ocasión pasamos de la novela negra a otro estilo de novela que se ha puesto de moda últimamente. Tramas en las que se mezcla el presente y el pasado, historias actuales que suceden como consecuencia de historias que ocurrieron en otras épocas.

E igual que lo hace Kate Morton, una autora que me gusta mucho, lo hace Lucinda Riley, la autora de la que os voy a hablar en este post y que con la serie «Las Siete Hermanas» nos incita a viajar.

A viajar y a aprender historias de personajes importantes de tiempos pasados aunque poco conocidos.
Y así conoceremos al arquitecto del Corcovado de Río de Janeiro, a Grieg el compositor noruego que puso música a las obras de teatro de Ibsen, a los antiguos colonos australianos…, a la vez que nos vamos emocionando con la vida de las protagonistas.

Pero vamos a explicar un poco de qué va esta serie que consta de siete novelas de las que están publicadas cinco.

Primero. Es una saga lo que quiere decir que los personajes de todas las novelas están emparentados entre sí, y la historia transcurre a lo largo de sus vidas. Y además es una saga familiar enigmática y con algunas dosis de intriga. ¿Te va apeteciendo leerla?

Segundo. Esta serie está basada en los mitos y leyendas de las Pléyades, esas siete hermanas que, según la mitología griega, Zeus convirtió en palomas y las escondió como estrellas para ocultarlas del cazador Orión y que hoy podemos observarlas en el firmamento formando la constelación de las Pléyades. En esta constelación se ven seis estrellas y la séptima no siempre resulta visible, por lo que en la saga se habla de seis hermanas y una séptima hermana perdida.

Tercero. Son novelas que tienen una continuidad, pero que se pueden leer independientemente, si bien es cierto que es mejor empezar por la primera porque en ella se explica el motivo de las tramas del resto de novelas.

Cuarto. Las historias de ficción de las distintas protagonistas envuelven a las historias reales de épocas pasadas que sí que están basadas en sucesos que ocurrieron y en personajes que vivieron en esas épocas. Una mezcla de ficción y de historia verdadera que hacen muy amena la lectura.

Y ahora vamos con las historias.

La base central es el momento de la muerte de un enigmático millonario suizo que adoptó a seis niñas, ahora ya mayores, en distintos lugares del mundo. A su muerte se reúnen todas en la mansión familiar de Suiza y descubren que su padre les ha dejado a cada una unas pistas que las deben conducir a sus orígenes.

Cada novela habla de una hermana y de cómo va siguiendo las pistas que le han dejado para descubrir a sus antepasados.

Y pensareis, si las protagonistas son seis mujeres, ¿porqué la serie habla de siete hermanas?. Pues ese es el primer enigma de los muchos que van surgiendo en las novelas y que te hacen querer seguir leyendo más.

Siete hermanas, siete destinos, un padre misterioso…

En la primera novela “Las Siete hermanas, historia de Maia” la autora nos traslada a Brasil, y concretamente a Río de Janeiro. Aquí conoceremos la historia de la construcción, a principios del siglo XX, del Cristo del Corcovado, con todas las complicaciones que surgieron en su construcción, tanto para el arquitecto que la diseñó como para el escultor que la modeló, y rodeando todo ésto está la historia actual de Maia.

La segunda novela de la saga es “La hermana tormenta”. Aquí la protagonista es Ally y la búsqueda de sus orígenes la dirige hasta Noruega y la lleva a indagar en la historia de la cantante anónima que puso la voz a la soprano que encarnaba el papel protagonista de la obra  Peer  Gynt de Ibsen con música de Grieg que tuvo lugar a finales del s. XIX.

La tercera novela es “La hermana Sombra”. Así se refiere a Star, la más enigmática de las hermanas. En esta ocasión viajaremos a Londres y los personajes reales que se entrecruzan con los antepasados de Star son Beatrix Potter, la famosa escritora inglesa de cuentos infantiles y Alice  Keppel, la amante del rey Eduardo VII.

La cuarta novela, “La hermana Perla”, nos habla de CeCe, la hermana que nunca ha encajado en ningún lugar. Las pistas que le han dejado para encontrar sus orígenes la llevan hacia Australia y a conocer la vida de los primeros colonos australianos por medio de una mujer pionera que vivió en Australia hace un siglo.

Esta novela no solo nos deja unas ganas locas de visitar Australia sino que, antes de llegar a Sidney, CeCe se detiene en el único lugar donde se ha sentido ella misma, las playas de Krabi en Tailandia, un espectacular lugar con altísimos acantilados de piedra caliza y aguas cálidas y claras donde bucear en busca de peces tropicales. ¡Yo ya estoy soñando con ir allí!

La última novela, de momento, de la saga es “La hermana Luna”.  Esta novela empieza en las verdes tierras de Escocia, donde trabaja Tiggy. De ahí volará a Granada al descubrir su herencia gitana.

En esta ocasión la trama transcurre en el Sacromonte e indaga en la historia de la bailaora Lucia Amaya  Albaycin, La Candela, basada en la vida de Carmen Amaya.
En Granada Tiggy descubrirá sus raíces españolas y desentrañará el pasado de su familia, que tuvo que huir de España al comienzo de la guerra civil.

Y hasta aquí, de momento, llega esta saga inacabada. ¡Yo ya estoy deseando leer las historias de las dos hermanas que faltan!

No se si os ha entrado el gusanillo de empezar con esta saga llena de secretos familiares, pero yo os tengo que decir que a mí me motivo a volver a escuchar el Peer Gynt de Grieg, a buscar en el Google Maps los acantilados de la playa de Kravi en Tailandia, a indagar sobre la biografía de la bailaora Carmen Amaya y sus aventuras en los Estados Unidos, y mucho más.

Mis lecturas de estos libros no acababan cuando cerraba la última página. Son libros, que te pueden gustar más o menos, pero que seguro que te incitan a curiosear, a indagar. Y por supuesto a viajar.

Con “Las Siete Hermanas” puedes recorrer el mundo sin saber adonde te llevará cada una de sus novelas.

En la página web de Lucinda Riley tienes desarrolladas las historias reales que aparecen en cada libro. Es un complemento perfecto para la lectura de estas novelas. Novelas muy bien documentadas, con una narración fluida y amena y una trama que te hace mantenerte pegada al libro.

Un buen plan para los amantes de las sagas familiares y para los lectores que no se conforman con leer solo historias de ficción.
Si eres un lector de este tipo te aconsejo que conozcas a estas hermanas, seguro que te sentirás identificado con alguna de ellas. ¡Ya me dirás!

 

Deja un comentario