EXCURSIÓN DE UN DÍA: FUENTELAREINA Y EL ALTO MIJARES

Seguimos recorriendo las desconocidas comarcas del interior de Castellón y, después de visitar el Alto Palancia, parando en Jérica, Bejís y la Aldea del Molinar, en esta ocasión recorremos la comarca del Alto Mijares, llamándonos la atención, sobre todo, el pequeño pueblo de Fuente La Reina, que tiene una curiosa historia.

Entrada de Fuente La Reina

Pero vamos paso a paso. La comarca del Alto Mijares pertenece a la provincia de Castellón y tiene frontera con Teruel. Está formada por pequeños pueblos y aldeas de interior, que no llegan a los 100 vecinos cada una, exceptuando únicamente el pueblo de Montanejos. Y por ahí vamos a empezar nuestro recorrido.

Salimos de Valencia por la autopista Mudéjar, dirección Teruel, y antes de llegar al puerto del Ragudo, a la derecha, está el desvío que indica Montanejos y que nos va a ir introduciendo hacia el centro de la comarca del Alto Mijares.

Pasaremos por Caudiel y Montán y, cuando llegamos a Montanejos, vemos coches aparcados por todas partes y grupos de personas que se dirigen a hacer diversas actividades. Y reconoces a los que van de senderismo, los que van a escalar paredes verticales, los que se acercan al Balneario, los que van a hacer deportes de aventura, como kayac y los que van como si fueran a la playa. Seguimos a este último grupo y aparecemos en la Fuente de los Baños.

Fuente de los Baños en Montanejos

Esta zona de baño de Montanejos ya estaba muy concurrida en los últimos años, por lo que en este año 2021, además de control de aforos, recomiendan reservar con antelación. La entrada tiene un precio general de 3€ con reducciones para ciertos colectivos. Si estás interesado aquí tienes su página web.

Nosotros, que no somos muy amigos de lugares muy concurridos, seguimos camino, no sin antes informarnos de que la Fuente de los Baños consta de una serie de piscinas naturales de aguas termales que están todo el año a 25º y tienen propiedades beneficiosas para la salud, siendo de mediana mineralización. Un paraje muy interesante.

Nuestra siguiente parada es en el pantano de Arenoso, que se encuentra a unos 4 kilómetros de Montanejos, dirección Puebla de Arenoso. Como todos los pantanos tiene sus luces y sus sombras. Se hizo para controlar las crecidas del río Mijares, y para ello quedó sumergido, bajo sus aguas, el pueblo de Campos de Arenoso.

Pantano de Arenoso

A mí me atraen los pantanos, les encuentro un aura misteriosa, como si a su alrededor flotaran todas las historias que han ocurrido para poder construirlos. Es como pelear contra la naturaleza. Pero me gusta esa combinación de azul y verde, de aguas quietas y montañas alrededor. Y este no es diferente. Un lugar silencioso, tranquilo, donde ver el vuelo de algunos pájaros, probablemente águilas, que viven en los riscos que rodean el pantano.

Seguimos por la CV 20 pero, antes de llegar a Puebla de Arenoso tomamos el desvío que nos lleva hacia Fuentelareina y Villanueva de Viver.

Desde Montanejos hasta Villanueva de Viver no llegan a 25 km., pero tardamos bastante porque la carretera es estrecha y con curvas y además vamos despacio disfrutando de los pinares que nos rodean. El tráfico, a pesar de ser domingo, es ínfimo por estas carreteras y apenas nos cruzamos con algún coche.

Carreteras tranquilas que recorren bonitos paisajes

 

… pero con muchas curvas

Y después de pasar la aldea de Los Calpes ya vemos unas casas colgadas de un barranco, hemos llegado a Fuente La Reina.

A Fuentelareina hay que ir adrede. No esta de paso de ningún sitio a ningún sitio, por lo que es más curioso aún que hace más de 600 años la  reina Doña Leonor de Portugal decidiera venir aquí a curarse sus males y aquí murió.

Son características sus casas colgadas sobre el Barranco de la Maimona, de altas paredes y que pueden llegar a tener hasta seis pisos en la parte que da al barranco.

Vista de las casas de Fuentelareina sobre el barranco

Una curiosidad que me llamo la atención es que está  exactamente a los mismos kilómetros de Valencia que de Castellón, 105km.

Aunque siempre han vivido de la agricultura, en la actualidad se ha desarrollado mucho la agricultura ecológica, tanto en este pueblo como en los de alrededor.

De hecho en Villanueva de Viver, que es el pueblo siguiente a Fuentelareina, además de la agricultura y la industria maderera, también ha alcanzado mucha importancia en estos últimos tiempos la apicultura, que siempre ha sido un medio de vida característico de este pequeño pueblo, de donde era mi abuelo. Y, aunque ha cambiado mucho la forma de trabajar con las abejas desde mitad del s. XX hasta nuestros días, sigue teniendo mucha importancia la industria de la miel, notándose incluso en la gastronomía de la zona.

Este es el recorrido que hicimos por el Alto Mijares

Si te apetece hacer una bonita ruta circular de senderismo se puede hacer el recorrido entre estos dos pueblos, recorriendo el barranco de la Maimona y pudiéndote bañar en las pozas que ofrece el rio Maimona. Son unos 10 km. que unen estas dos poblaciones de menos de 100 habitantes.

Y también desde Villanueva de Viver puedes recorrer los senderos de los Caminos Madereros y la de los Caminos Saludables. Aquí os dejo el enlace por si queréis pasar una buena mañana o una buena tarde recorriendo los alrededores de esta población del Alto Mijares, y de paso comprando miel de la buena.

Ya a la vuelta pasamos por Barracas. Este pueblo es conocido porque, hace muchos años, cuando la carretera nacional a Zaragoza pasaba por allí, todo el mundo paraba en alguno de sus restaurantes de carretera para reponer fuerzas después de haber subido las peligrosas curvas de las Cuestas del Ragudo, que también desparecieron dejando paso a la Autovía Mudéjar, sin tantas curvas y mucho menos peligrosa, pero que hace menos emocionante el viaje.
Así es la vida 🤷‍♀️, o tienes  comodidad o tienes emoción. ¡Es lo que hay!

Y así, con bonitos paisajes anclados en nuestra retina volvemos a Valencia. ¡Que tengáis un buen caminar por esta comarca del Alto Mijares!

 

 

Deja un comentario