ELIGIENDO POR UNA SERIE: MALMÖ

Tengo un amigo que dice que agradece a las cadenas de televisión, al tener una programación tan mala, el haberle empujado a engancharse a la lectura. Yo me sumo a ésto y añado que a mi me ha ayudado a engancharme también a las series de Netflix. Y dentro de éstas y de mi gusto por las series negras con detectives de personalidad complicada me enganché a “El Puente”, una serie sueca-danesa a la que da nombre el puente que une Copenhagen con Malmö, por lo que cuando decidimos que este verano iríamos a Copenhague supe que teníamos que cruzar ese puente que veía en el inicio de cada capitulo de la serie “Brön/Bröen (El puente)”. Y así fue como pasamos un día en Malmö.

Serie de Netflix protagonizada por el Puente de Oresund

El puente de Oresund se puede pasar en tren o en coche. Nosotros lo hicimos en tren. El tren se coge en la Estación Central de Copenhagen y el billete no es caro, unos 12 euros por persona. Si lo quieres cruzar en coche tienes que pagar peaje.

El viaje dura unos 40 minutos y,una vez entras en Suecia, en la primera estación en la que el tren se para,  sube la policía sueca para pedirte la identificación, D.N.I o pasaporte. ¡Claro!, aunque no se note estas cruzando una frontera.

Cuando bajamos del tren en Malmö estamos ya casi en Stortorget, la plaza donde está el Ayuntamiento y que se considera el centro de la ciudad. Nos encontramos con una ciudad muy animada, con mercadillos callejeros, terrazas llenas de gente  aprovechando el día soleado en la Plaza Lilla Torg,  y a la vez con calles tranquilas con típicos edificios en los que parecía que de un momento a otro ibas a ver pasar a una horda de vikingos con sus cascos de cuernos y sus cabelleras…

Tranquilas calles de Malmö

La impresión que nos dio Malmö es que es una ciudad tranquila pero sorprendente.  Con calles donde, de repente y sin esperarlo, te puedes encontrar a una banda de música, estatuas callejeras, desfilando por una calle.

La “orquesta optimista”, una muestra del arte urbano que te puedes encontrar en Malmö

… O un gato paseando por  la orilla de un  canal, o unos cuantos pares de zapatos abandonados en una acera cualquiera.

Estatuas callejeras en Malmö

Malmö también es la ciudad de los  parques. Hay multitud de ellos. De hecho puedes atravesar la ciudad pasando de parque en parque y sin casi tocar el asfalto. Parques donde poder pasear sin prisas o remar por los canales que atraviesan su casco antiguo.

Malmö está atravesada por canales

¡Si incluso los cementerios los usan como parques! Nos llamó mucho  la atención ver entre las tumbas de un cementerio ubicado en el centro de la ciudad, a los niños jugando o a la gente leyendo. Porque los niños están muy presentes en toda la ciudad y hay multitud de parques infantiles todos ellos hechos con materiales ecológicos o de la propia naturaleza, maderas, piedras …

Parques infantiles hechos con materiales naturales
En Malmö hasta los cementerios se utilizan como parques

Una de las cosas que diferencia a Copenhague de Malmö son los precios. Todo es más barato, pero es porque Copenhague es una ciudad muy cara y también, supongo, porque hay mucho menos turismo.

En mi costumbre de buscar información sobre el lugar al que voy a viajar leí que, hasta que hicieron el puente de Oresund, Malmö era una ciudad mal comunicada y que no recibía muchos visitantes y fue la conexión con Copenhague y la idea de contratar a Calatrava para que les hiciera un rascacielos para viviendas sociales lo que la ha puesta en la mira del turismo y justo ese edificio que diseñó Calatrava es el paisaje que se quedó en mi retina.

El paisaje que se quedo en mi retina: La Turning Torso.

Este edificio de acero, vidrio y hormigón armado, diseñado por Santiago Calatrava, se inauguró en 2005 y consta de nueve cubos rotatorios cada uno de 6 plantas, que hacen que sea un rascacielos como retorcido sobre él mismo. En el edificio conviven oficinas con viviendas particulares.

La Turning Torso se ve desde todas partes, desde el avión cuando vas aterrizando, desde la Torre del Parlamento de Copenhague a la que subimos y desde cualquier lugar de Malmö.

Vista de la Turning Torso desde un parque de Malmö

El edificio está un poco alejado del centro de la ciudad,en el barrio de Västra Hamnen (Puerto del Oeste), que se está construyendo con la idea de ser un barrio sostenible y ecológico, totalmente libre de carbono. Es como si te trasladaras al futuro. La zona está libre de coches, dando prioridad a los peatones y las bicicletas.

Alrededores de la Turning Torso

En este barrio , situado en terrenos ganados al mar, había una empresa astillera muy importante que contaba con una gran grúa – puente, que era un símbolo muy característico de Malmö. A principios de los años noventa, con la decadencia económica, cerraron los astilleros y el barrio quedó totalmente degradado. En la actualidad y alrededor de la Turning Torso pudimos pasear por este bonito barrio donde, aunque aún en obras, quedará un lugar tranquilo y moderno, cerca del mar.

Un bonito rincón en el Barrio alrededor de la Turning Torso
El nuevo barrio de Västra Hamnen, sostenible y ecológico

Fuimos y volvimos andando, una media hora cada camino, ya que no habíamos sacado coronas suecas y los autobuses no admitían tarjeta. Aquí también todo el mundo se desplaza en bicicleta, incluso con un airbag alrededor del cuello. Estuvimos un rato intentando averiguar qué era esa especie de bufanda que llevaban los ciclistas alrededor del cuello en pleno mes de agosto, hasta que averiguamos que era un airbag.

Nos hizo un día estupendo, soleado y con una temperatura ideal, por lo que pudimos comer en la calle unas deliciosas ensaladas. En el restaurante  donde comimos, “Holy Greens”, podías elegir tú los ingredientes, todos ecológicos y de producción local,  y la salsa de cada plato, quedando una ensalada muy colorida, supersana y al gusto totalmente del consumidor, lo que se llama un “poké bowl”. Nos encanta esta comida y en Valencia también empiezan a haber restaurantes de este tipo.

Otro lugar típico y que también visitamos es el castillo de Malmö, Malmöhus Slott, que está, ¡cómo no!, en medio de un enorme parque, el Slottparken. Mas que un castillo parece una fortaleza, rodeada por uno de los muchos canales que atraviesan la ciudad.

Malmöhus Slott

Para llegar al Castillo, y en uno de esos parques que fuimos atravesando, pasamos por  el  Slottsträdgardens que es un jardín completamente orgánico, donde los visitantes pueden incluso participar en las labores de jardinería y que está presidido por un típico molino de viento.

Molino de viento en Slottstradgardens

Además de la Turning Torso no podíamos dejar de buscar, porque no está en un lugar céntrico, otro símbolo de la ciudad, la escultura “Non-Violence” del artista sueco Carl Fredrik, que fue creada después del asesinato de John Lennon y de la que existen 16 copias en todo el mundo, una de ellas en Malmö.

Escultura “Non-Violence”

Cuando al caer la tarde cogemos de nuevo el tren para volver a Copenhague nos vamos con la sensación de haber visitado una ciudad viva, agradable y con personalidad propia. Nos ha gustado Malmö, una excursión para un día totalmente recomendable si estás de visita en Copenhagen. ¡Si tienes ocasión no te la pierdas!

 

3 comentarios en “ELIGIENDO POR UNA SERIE: MALMÖ

  1. Seria bueno ncontrar un hueco y ir a conocer esta zona. Explicado y detallado asi de bien es mucho mas facil preparar un viaje . Solo falta hacer la maleta y convencer al marido 😉👏🏻

    1. No desesperes. Seguro que no eres la única con una pareja a la que no se le ha despertado aún el gen viajero. Y si no siempre puedes buscar una amiga con la que viajar. ¡Yo me ofrezco voluntaria! jajaja

Deja un comentario