ELIGIENDO POR UN CRUCERO: LAS ISLAS GRIEGAS

No nos gustan los viajes organizados. Solo nos hemos saltado esta premisa en las dos o tres ocasiones en las que Roberto tenia viajes de empresa donde se  podía llevar a la pareja, y claro, a mi me pones delante la palabra “viaje” y ya me tienes ganada.

Y si tengo que ir en grupo, comer y cenar cuando me digan o seguir a un guía detrás de un cartelito o de  un paraguas, lo que todavía  es mas ridículo, pues lo hago. No es lo que prefiero ni es lo que yo elegiría pero si me lo ofrecen pues allá voy, con tal de viajar y conocer sitios nuevos  lo que sea.

En esta ocasión el viaje era un Crucero por las Islas Griegas. ¿Quién habría dicho que no?

No hay nada más organizado que un crucero. Tienes controlado el turno para cenar, los espectáculos que ver, las actividades para realizar y las excursiones que hacer.

Íbamos  con bastantes prejuicios pero tengo que decir que nos sorprendió para bien. Nos gustó mucho más de lo que pensábamos de tal forma que seguramente no será el último crucero que hagamos. Le tengo echado el ojo a un Crucero por  los Fiordos que más pronto o más tarde seguro que  hacemos.

El paisaje que se quedo en mi retina: La isla sagrada de Delos

Todas las  islas griegas tienen su encanto. Nosotros visitamos Santorini, Mykonos, Rodas y Delos.

De todas ellas Santorini y Mykonos las recuerdo excesivamente turísticas, por eso me quedo con Rodas y sobretodo me encantó la visita a la isla sagrada de Delos.

Santorini es la típica islita con sus casitas blancas con tejados azules colgadas del acantilado y mirando al mar. Representa a la perfección las imágenes que tienes en tu cabeza sobre cómo es una isla griega.

Santorini

Santorini pertenece a las Islas Cícladas y son islas  que se formaron debido a una violenta explosión volcánica. Esta erupción provoco el hundimiento de la parte central de Santorini creando un lago enorme que se conoce como “La Caldera”. Alrededor de Santorini y formando “La Caldera”, una laguna central gigante,  están las islas de Nea Kameni y Palea Kameni que tienen volcanes todavía en activo y el agua del mar con una temperatura más cálida por efecto del volcán.

Santorini

Rodas es la isla más grande que visitamos y la mayor de las doce islas del Dodecaneso, donde pertenece. Se encuentra muy cerca de Turquía y muy lejos de la costa griega. De hecho sus primeros colonizadores llegaron desde Asia.

Nosotros vimos Rodas, la capital, y Lindos, que es otra ciudad en la parte este de la isla con unas vistas espectaculares sobre el mar.

Entrada a la Ciudad de Rodas

Rodas es una isla con mucha historia y por donde han pasado y se han asentado numerosas civilizaciones y eso se ve en los distintos estilos de sus Palacios, sus Templos,sus Mezquitas, sus  murallas…

También aquí se han librado numerosas batallas. Al  principio,en el siglo X antes de Cristo, fue un gran centro comercial de encuentro de griegos y fenicios y un poco más adelante allí se construyó el Coloso de Rodas, una de las Siete  Maravillas de la Antigüedad. (Si eres curioso o curiosa enseguida deberías buscar cuales son las otras seis).

El Coloso fue destruido por un terremoto unos 70 años después de su construcción. En la actualidad, y en el lugar donde se supone estuvo esta gigantesca estatua del dios Helios, hay dos columnas con un ciervo encima de cada una de ellas, uno macho y una hembra.

Rodas también perteneció a Macedonia durante el reinado de Alejandro El Magno, y con la caída de este Imperio consiguió su libertad que le duró unos 150 años , ya que después fue conquistada por los Romanos y luego por el Imperio Bizantino. La intentaron conquistar los turcos, los persas, los sarracenos y más adelante los Venecianos y los Genoveses hasta que llegaron los Caballeros de la Orden de San Juan que son los que fortificaron la ciudad y que abandonaron la isla en el siglo XVI.

Patio del Palacio del Gran Maestre

Y cuando ya pensabas que había pasado por todas las manos posibles aún quedaba lo mejor: En 1912 y a la finalización de la I Guerra Mundial el dominio pasó a Italia, a la que perteneció hasta 1943 cuando los italianos se rindieron a los aliados en la II Guerra Mundial, y entonces estuvo bajo el poder de los Británicos hasta que 5 años después ya fue anexionada a Grecia.

¿Es verdad o no es verdad que es una isla con muuuuucha historia?

Su muralla medieval es de las mejor conservadas del mundo, con 11 puertas por donde adentrarnos en el interior de la ciudad, recordándonos el aspecto de las ciudades de los Cruzados en Tierra Santa.

Muralla medieval en Rodas

Todo el casco de la ciudad vieja, con sus callecitas, sus antiguos templos o sus edificios bizantinos son dignos de ver. No en vano fue declarado en su totalidad Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Y no hay que perderse la  Calle de los Caballeros, que continúa inalterable a pesar de haber visto pasar por ella más de cinco siglos de Historia. El estilo gótico reina en esta calle que nos lleva a la entrada del Palacio del Gran Maestre.

Palacio del Gran Maestre

Visitamos este Palacio que, construido en el siglo XV, fue destruido por los turcos  y restaurado por los italianos cuando éstos tomaron la ciudad en la I Guerra Mundial para que fuera la residencia de Mussolini. En su interior hay unos mosaicos romanos y paleocristianos muy bien conservados.

Mosaicos en el Palacio del Gran Maestre

El otro pueblo que visitamos, Lindos, a unos 60 km. de la capital tiene una Acrópolis en lo alto de un acantilado con unas bonitas  vistas.

La playa Megálos Gialós vista desde la acrópolis de Lindos

 

 

Es un pueblo muy pintoresco, totalmente cerrado al tráfico,  blanco resplandeciente  y con una hermosa Iglesia Bizantina, la de la Panagia,  en su centro. Como curiosidad decir que en esta ciudad se rodó la película “Los Cañones de Navarone”.

Lindos

La siguiente isla que visitamos fue Mykonos. A mí me recordó mucho a otras islas del Mediterráneo como Ibiza. Pertenece a las Cícladas igual que  Santorini. Me pareció una isla muy cosmopolita y de hecho es donde tienen sus residencias de verano muchas celebridades internacionales.

Mykonos con sus molinos

 

La mascota oficial de la isla era un pelícano “Petros”, que ya murió hace años, y ahora se le ha reemplazado por otros dos pelícanos que campan a sus anchas por toda la isla, como si fueran unos habitantes más de Mykonos.

Las mascotas de Mykonos

Uno de los símbolos de Mykonos son sus molinos de viento, ya que el viento sopla sin cesar de 200 a 300 dias al año, y otro es “La Pequeña Venecia”. Aquí los edificios están construidos justo en el borde del mar con sus balcones sobresaliendo por encima del agua. Se dice que era para que los piratas, comunes por estos lares allá por los siglos XVI y XVII, pudieran cargar y descargar rápidamente sus mercancías.

Mykonos.”La pequeña Venecia” y al fondo nuestro crucero

Desde Mykonos salen los barcos que te llevan a la isla de Delos, la isla sagrada.  Es una pequeña isla, a solo dos kilómetros de Mykonos, que ha sido declarada en su totalidad Museo Nacional por la importancia de sus ruinas.  Y eso es exactamente la sensación que te da Delos, como si estuvieras en un museo pero al aire libre.

Isla de Delos

La isla está deshabitada y solo puedes acceder a ella en compañía de un guía oficial. Delos era uno de los lugares más sagrados de Grecia conocida como el Santuario de Apolo, dios griego del Sol, de la Música y de la Poesía, uno de los personajes principales de la mitología griega.

Columnas del Templo de Isis. Isla de Delos

Lo que destaca en la isla y le da su carácter son los impresionantes leones délicos hechos en mármol, que eran 16 y de los que actualmente solo quedan 5, y las columnas que correspondían al Templo de Isis y al Santuario de Apolo.

Leones Délicos
Isla Sagrada de Delos

Frente a Delos se encuentra la isla de Rinia o Gran Delos. El carácter sagrado de Delos prohibía que allí tuvieran lugar  nacimientos y defunciones, ésto hizo  que la vecina isla de Rinia fuera el lugar donde se llevaban a los moribundos y a las mujeres que estaban a punto de dar a luz.

A finales del siglo XIX y principios del XX se empezaron a llevar a cabo las excavaciones por un grupo de arqueólogos franceses que finalizaron entre 1958 y 1975, haciendo que en 1990 se incluyera a Delos en el catálogo de lugares culturales protegidos por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Hay lugares en el mundo que cuando estas en ellos notas que allí han pasado cosas importantes. Yo lo he sentido en varios sitios y uno de ellos fue aquí, en Delos, en la isla sagrada que, como cuenta la mitología, fue sacada del mar por Poseidón con un golpe de su tridente a petición de Zeus.

Acabada la visita un ferry nos devuelve, en un viaje de unos 20 min., a Mykonos  donde nos espera nuestro crucero para seguir el  recorrido programado.

Esa tarde descansamos mirando el atardecer desde la terraza del camarote y guardando en la retina esa sensación de relax que te da el mar.

Mirando al mar soñé…

 

Nos ha gustado mucho este viaje, en el que ademas de las Islas Griegas visitamos también Atenas, Dubrovnik y Venecia. Aunque eso ya os lo contaré en otro momento.

Un crucero es un viaje diferente, a pesar de sus excursiones programadas, a pesar de sus animadores, a pesar de su cena de disfraces y de la  cena de gala con el Capitan. En un crucero se juntan todos los tópicos que nos  han enseñado en “Vacaciones en el mar”. Pero, de entrada, no hay que decir que no a ninguna forma de viajar.

Pruebalo una vez porque, a lo mejor, repites. Yo, seguramente, lo haré.

 

 

 

Deja un comentario