El Gran Canal en Venecia

ELIGIENDO POR EL CARNAVAL: VENECIA

Pocas ciudades habrán tan turísticas como Venecia. Y en pocas ciudades te sentirás más turista que aquí. Todo está dirigido a que encuentres la imagen de Venecia que llevabas en tu mente.

Suelo huir de los tópicos pero en Venecia me dejé llevar. No sé dónde vivirán los venecianos, en qué parques jugaran sus hijos, dónde están los colegios a los que van o en qué supermercado harán la compra, porque seguro que todo eso lo harán, pero lo que ve el viajero cuando llega a Venecia es la Plaza de San Marcos con su Basílica, el Palazzo Ducale, el puente del Rialto y el de los Suspiros,  las góndolas con sus gondoleros con la camiseta a rayas y el sombrero veneciano…

Gran Canal en Venecia
El Gran Canal

Y eso ya te hace abrir tanto los ojos que te da igual que a tu alrededor se oiga hablar de todo menos italiano o que los gondoleros quieran captarte como si estuvieras en un mercado y quisieran conseguir clientes que compren su mercancía.

Como me gusta informarme del lugar al que voy había leído que Venecia está formada por 118 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes y que  el Gran Canal la atraviesa formando una S y a él van a dar el resto de canales que la recorren en su totalidad. Pero aunque había visto fotos, películas y me lo había imaginado mil veces, todo lo imaginado fue totalmente superado cuando vi con mis propios ojos el Gran Canal.

El paisaje que se quedó en mi retina: El Gran Canal

Llegamos en tren a Venecia procedentes de Bolonia y nada más salir de la Estación nos topamos de bruces con el Gran Canal, y ahí ya Venecia me ganó.

Gran Canal en Venecia
Vaporetto surcando las aguas del Gran Canal

La cantidad de distintos transportes de agua que iban hacia uno y otro lado, las casas , mas bien palazzos, hundiendo sus cimientos en el canal y con el agua llegando justo a los escalones de la puerta, todos, todos los tópicos que había oído sobre Venecia estaban ahí pero me importó bien poco y disfruté de Venecia.

Palazzo en Venecia
Palazzos en el Gran Canal

Palazzo en el Gran Canal en Venecia

…Y vi la Plaza de San Marcos con su Basílica, el Palazzo Ducale, el puente del Rialto y el de los Suspiros,  las góndolas con sus gondoleros con la camiseta a rayas y el sombrero veneciano…

Y cogí un vaporetto, el transporte público equivalente a los autobuses de cualquier otra ciudad,  que nos  trasladó hasta  la Plaza de San Marcos recorriendo  el  Gran Canal casi al completo: un espectáculo para todos los sentidos.

Puente del Rialto en Venecia
Puente del Rialto desde el vaporetto

Y me tomé un café, carísimo, como había leído mil veces, a orillas del Gran Canal, y vi cómo pasaban los vaporettos asomada al puente del Rialto, y me hice una foto con el Puente de los Suspiros a mi espalda.

cafe en el Gran Canal
Tomando un café a orillas del gran Canal
Paradas del Vaporetto nº 1

 

El vaporetto nº 1 es el que te lleva de la Estación de tren a la Plaza de San Marcos. Esta plaza, que se dice fue construida  por Napoleón Bonaparte, es la parte más baja de la ciudad y la primera que se inunda cuando llega el Aqua Alta.

En un lado de la Plaza está la Basílica de San Marcos, una bella muestra de arquitectura bizantina. La entrada a la Basílica es gratuita y una vez dentro te deslumbrará su riqueza interior ya que toda ella está recubierta de mosaicos totalmente dorados. ¡Impresiona!. Para entrar tienes que tener en cuenta que, como en todas las Iglesias italianas, no se puede ir  con pantalón corto ni con tirantes, y además no se puede entrar con mochila, sino que debes dejarla en consigna  del Ateneo San Basso, en la Piazzetta dei Leoncini.

 

Basílica de San Marcos en Venecia
Basílica de San Marcos
Gondoleros

De ahí fuimos paseando , esta vez por tierra firme, hasta el puente del Rialto, el más antiguo de los cuatro que cruzan el Gran Canal, y totalmente invadido por turistas, por lo que, después de hacer las fotos correspondientes, decidimos ir callejeando hacia la estación de tren de Santa Lucía.

Cruzamos puentes y más puentes, vimos góndolas y más góndolas y fuimos empapándonos de esa atmósfera nebulosa que envuelve Venecia. ¡Al menos no nos llovió!

Parece que todo esté preparado para ser fotografiado, como si fuera el escenario de una película.

Soy una enamorada de la novela negra y de la personalidad de los distintos policías protagonistas de estas novelas, así que yo tenía la idea de Venecia vista con los ojos del Comisario Guido Brunetti, el policía protagonista de las novelas de Donna Leon, que transcurren en Venecia. Por sus novelas había oído hablar del Campo de San Polo, un barrio pequeño, cerca de Rialto,  donde parece ser que viven muchos venecianos. Y hacia allí encaminamos nuestros pasos.

 

Venecia
Campo de San Polo

Aunque solo estuvimos un día en Venecia aún nos dio tiempo a pasear por ese barrio, el de San Polo, donde parecía que se vivía de verdad, sin góndolas ni gondoleros, solo con casas  que tenían la ropa tendida en sus ventanas y sus barquitas a motor amarradas a la puertas.

…Y cuando al final del día volvimos a coger el tren que nos llevaba de nuevo a Bolonia  me daba la impresión de que el día de hoy no había sido real, de que había estado leyendo un libro sobre Venecia y me había colado en medio de sus imágenes.

Canal de Venecia
Venecia es como el escenario de una película

Y pensareis:  “¿Qué tiene que ver todo lo que has contado con el Carnaval?” Pues porque os he dicho que íbamos a hablar de los tópicos de Venecia, y por eso no podía dejar de hablaros del Carnaval, aunque  en esta ocasión os cuento de oídas. Lo único que  yo vi  fueron escaparates coloridos y muy cuidados con máscaras de todo tipo, algunas tan curiosas como éstas de animales.

Mascaras del Carnaval en Venecia
Escaparate en Venecia con máscaras para Carnaval

Yo no he estado en Venecia en Carnaval pero por lo que me han contado todo se multiplica: la cantidad de turistas, la cantidad de idiomas que se oyen, la longitud de la cola para coger el vaporetto o entrar en los monumentos, la cantidad de gondoleros y el precio del café . Así es Venecia en carnaval.

Y aparte de lo anterior ¿en qué se diferencia Venecia cuando es Carnaval de cuando no lo es?

  • Que te encuentras en cada esquina con hombres y mujeres con máscaras y  trajeados con un disfraz clásico de los pies a la cabeza. Nada de disfraces cutres o caras pintadas. Disfraces de calidad.
  • Que hay un ambiente festivo y carnavalero por todas las calles y plazas. El Carnaval en Venecia es elegante pero animado.
  • Que lo malo es que, por las fechas en que se celebra el Carnaval, en Febrero, es fácil que te pille un día lluvioso, con lo que la ciudad se vuelve incómoda y resbaladiza.
  • Que si es tu primera vez no conocerás Venecia de verdad. Igual que si vas en Fallas a Valencia o a Pamplona en San Fermín.

Estas son las pinceladas (y las fotos) que me ha dado mi hija, que sí  que conoce Venecia con y sin Carnaval, cuando le pregunté las diferencias entre Venecia en Carnavales o en cualquier otra época del año. ¡Ahora ya decides tú cuando ir!

Disfraces del Carnaval en Venecia
Venecia en Carnaval
Personajes de Carnaval en Venecia

Nuestro último vistazo antes de coger el tren que nos devolvía a Bolonia fue, como no podía ser menos, hacia el Gran Canal. A última hora del día, vacío ya de vaporettos, góndolas, taxis acuáticos y barcas a motor, se veía igual de impresionante que cuando llegué.

Gran Canal desde el Puente de los Descalzos
El Gran Canal desde el Puente de los Descalzos

Ahora ya sabes lo que nosotros vimos en un día, la parte más turística. Pero Venecia bien se merece una visita, aunque sea rápida. ¡Y si la puedes visitar también en Carnaval, pues mejor!

Deja un comentario